24 Jun, 2017 | 20:10
Escudo

Homenaje a los 236 años de gesta libertaria del Departamento de Oruro

Prensa Senado

En conmemoración a los 236 años de gesta libertaria del Departamento de Oruro a celebrarse este 10 de febrero, la Cámara de Senadores aprobó rendir un homenaje en reconocimiento a su trascendencia histórica, productiva, minera y turística, reflejados en el desarrollo del Estado boliviano.

El 10 de febrero de 1781 estalló la revolución contra la tiranía colonial, siendo encabezada por Don Sebastián Pagador, los Menacho y otros patriotas más. Los hermanos Juan de Dios y Jacinto Rodríguez fueron el cerebro de la rebelión. Fue en la Villa Real de San Felipe de Austria que se produjo uno de los primeros gritos libertarios de América Latina, continuando con las rebeliones contra la corona española.

Es entonces que Sebastián Pagador emite la siguiente proclama: “Amigos paisanos y compañeros; en ninguna ocasión podemos dar mejores pruebas de nuestro amor a la patria, sino en ésta. No estimemos en nada nuestras vidas, sacrifiquémosla gustosos en defensa de la libertad; convirtiendo toda la humildad y rendimiento que hemos tenido con los españoles europeos en ira y furor...”. Se sacaron a las milicias para evitar atropellos contra el edificio de las Cajas Reales, cuya seguridad estaba a cargo de Sebastián Pagador, que en medio de los incidentes acaecidos, fue asesinado por la turba indígena.

La historia de Oruro comenzó con Don Francisco de Medrano, hacia el año 1585, cuando bautizó con el nombre de San Miguel de Oruro a un pueblo denominado Ururu. El 1 de febrero de 1606, sobre lo que fue este poblado, el licenciado en cánones y letras, oidor de la audiencia de Charcas, don Miguel de Castro y Padilla, fundó la Real Villa de San Felipe de Austria, hoy Oruro.

El 6 de octubre de 1810 tuvo lugar la hazaña más firme de la emancipación, que se consolidó con la victoria de Aroma, cuyo principal protagonista fue Esteban Arze. Finalmente, el 5 de septiembre de 1826, durante la presidencia del Mariscal de Ayacucho Antonio José de Sucre fue creado por decreto supremo el departamento de Oruro.

El Departamento de Oruro posee un gran potencial minero y cuenta con vastos yacimientos estañiferos y argentíferos, que en otrora, se constituyó en el sostén de la economía boliviana.

Además, Oruro es la sede de uno de los carnavales más majestuosos, es la ciudad reconocida como la Capital del Folklore de Bolivia y el año 2001, la UNESCO declaró al Carnaval de Oruro como “Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad”, reconociéndose así, el valor religioso y cultural que expresa esta festividad, a través de sus danzas y la música.

///RAC///           

Comparte en Redes: